En la Clínica Dental Dr. Vicente Torres, dentista en Valencia de confianza, nos preocupamos por la salud bucodental desde edades tempranas, dándole mucha importancia a la prevención, ya que éste es el mejor tratamiento que existe para tener unos dientes sanos y en buenas condiciones de salud. Hoy, queremos explicar en qué consiste el bruxismo infantil y en caso de detectarlo, es importante acudir al dentista para que pueda valorar el caso del pequeño y buscar la mejor solución.

¿Qué es el bruxismo infantil?

El bruxismo infantil es el hábito de apretar o rechinar los dientes. Es una parafunción que afecta a niños y adultos, y aunque nos cueste creer, es más común durante la infancia, especialmente entre los 4 y 6 años. Muchos estudios demuestran que alrededor de un 80% de los pequeños lo manifiestan en algún momento a lo largo de su infancia.

El signo de alarma y que es lo que más sorprende a los padres es escuchar el ruido que hace el niño al rechinar los dientes. Luego, al ver cómo aprieta la mandíbula, les parece que se le van a romper los dientes. Esto no sucederá, pero si el bruxismo no se soluciona, puede provocar daños a la salud dental del pequeño, ya que puede causar un desgaste en las piezas dentales y con ello, la pérdida de las características anatómicas y fisiológicas de los mismos, al mismo tiempo que aumentan las probabilidades de sufrir enfermedades en las encías.

Sin embargo, ¡no hay que ser alarmista! Estas lesiones no suelen ser permanentes ya que los niños aún deben perder los dientes de leche. No obstante, si el bruxismo continúa una vez que aparecen los dientes permanentes, puede afectar a la dentición adulta.

¿Por qué rechina mi hijo?

El hecho de oír a los niños rechinar o apretar, no debe alarmarnos. Apretar ayuda a la formación muscular y ósea de los huesos del rostro. De hecho, este hábito suele desaparecer apenas salen las muelas y los incisivos permanentes. Por tanto, el tratamiento solo es necesario si el niño presenta inflamación de la mandíbula o dolor de cabeza y de oídos.

Suele estar provocado por factores psicológicos o físicos.  Debemos fijarnos en si el niño está sometido a situaciones estresantes (cambios de domicilio, un nuevo hermano, separaciones de los padres…) o incluso el propio hecho de ir al colegio. Podríamos afirmar que puede ser una forma de liberar las tensiones acumuladas. No obstante, también puede tener una causa física, como una mala posición de los dientes al cerrar la mandíbula.

Cabe destacar que la oxiurosis, conocida como “ lombrices o gusanos” que se relaciona con este hecho, no tiene un fundamento teórico y al parecer, no es cierto, en contra de la creencia popular.

¿Qué puedo hacer para solucionarlo?

En primer lugar es importante que el niño se acueste lo más relajado posible. Tampoco es conveniente que se quede dormido con la tele enchufada, y evitar que se muerda las uñas o hábitos como morder objetos como bolígrafos, lápices…

Si con todo esto no funciona, es necesario llevarle al odontopediatra en Valencia para que le haga una exploración y valore su caso, ya que existen diferentes soluciones según la edad y la dentición que presente tu hijo en ese momento.

Si deseas más información, puedes encontrarnos en:

Calle Fray Junípero Serra, 82. 46014. Valencia
Teléfono: 96 344 75 55
Móvil: 600 467 858
E-mail: info@dentalvicentetorres.com