La salud bucodental de los más pequeños es una preocupación para las madres y padres que muchas veces no saben cómo deben actuar. Nosotros te contamos 5 cuestiones básicas para cuidarla y mantener la boca de tus hij@s lo más sana posible.

Desde cuándo empezar a ir al dentista, cómo lavarse los dientes o cómo prevenir las caries tanto en dientes de leche como en las piezas definitivas.

Sigue leyendo y conoce las claves para mejorar la salud dental de los más pequeños de la casa.

 

¿Hay dentistas especializados en niñ@s?

La respuesta es sí. La odontopediatría es la rama de la odontología que va a velar por la salud de los niñ@s. Son los odontopediatras los encargados de detectar posibles anomalías en la posición de los maxilares o dientes.

Y son ellos los que nos van a dar las claves para que la salud de nuestros hijos sea la mejor posible. Aquí te contamos 5 de ellas siguiendo las indicaciones de nuestro equipo de odontopedriatría:

 

1-La primera visita al dentista cuando salen los primeros dientes

¿Pero cuándo debes llevar a tu hijo al dentista por primera vez? Los expertos recomiendan acudir al odontopediatra desde el momento que le salen los primeros dientes. En esa primera revisión, el especialista, podrá valorar la salud del pequeño y detectar posibles anomalías.

Es importante que como padres transmitáis que la visita al dentista es algo positivo, una rutina más y que no han de tener miedo en ningún momento. Los odontopediatras de nuestra Clínica tienen una sensibilidad especial para que los niños se encuentren como en casa. Se asegurarán de tratar a los pequeños con el máximo cuidado posible, creando un ambiente alegre y sin dolor para que los más pequeños no se asusten con la idea de acudir al dentista.

 

2-Limpieza bucodental

Lo segundo que debemos tener en cuenta para cuidar la boca de los niños es la limpieza bucodental. Limpiarse los dientes debe ser un hábito que tiene que crearse en cuánto los niños tengan sus primeras piezas dentales. Aunque como padres debemos empezar mucho antes.

Porque es recomendable que, incluso antes de que aparezca el primer diente, se limpien las encías de los bebés con una gasa húmeda, al menos dos veces al día. Así cuando salga el primer diente lo hará sobre una zona limpia de bacterias.

Una vez aparece el primer diente es el momento de empezar con el cepillado. De tamaño infantil y suave, al principio seréis los padres los que lo hagáis pero conforme el niño va creciendo podrá ser quién se encargue. De esta manera, estamos creando una rutina que va a resultar fundamental para su salud bucodental futura.

Cuando los niños cumplan los tres años podemos introducir en el cepillado una pequeña cantidad de pasta de dientes fluorada siguiendo siempre las recomendaciones del pediatra y nuestro dentista.

 

3-Reducir el tiempo de uso del chupete

La tercera de las recomendaciones es la de limitar el uso del chupete. Para evitar la posible malformación del paladar o de la colocación de los dientes es muy importante retirar cuanto antes el chupete a nuestros hijos.

Cuando el bebé succiona el chupete con la boca, los dientes centrales inferiores se desvían hacia dentro y los superiores se separan y se desvían hacia afuera, lo que se conoce como dientes de conejo.

Además de una cuestión de estética, esta deformación de la ubicación de las piezas dentales provoca maloclusión y mordida abierta. Los caninos chocan entre sí y las filas de dientes no cierran correctamente.  El paladar y la mandíbula también se deforman.

Por otro lado, la succión permanente mueve los músculos de la cara.   Cuando esta acción de succionar se prolonga, puede ocasionar la mordida cruzada, porque la boca pierde su paralelismo.

Por ello, desde la sociedad española de odontología se recomienda que cómo máximo el chupete se utilice hasta los 3 años. A partir de esta edad, debería desaparecer para evitar problemas mayores.

 

4- Alimentación rica y variada

Igual de importante como establecer una rutina diaria del cepillado de los dientes es establecer una alimentación rica y variada en alimentos que fortalezcan todas las piezas dentales.

Así, la leche, el yogur y el queso, son importantes para mantener los dientes más fuertes porque nos aportan calcio. Igual que verduras como las espinacas o los puerros. Los huevos, el pescado, las nueces, la carne magra, y la vitamina C, benefician también a las encías por lo que resultarán muy buenos para la salud bucodental de los más pequeños.

 

5- Evitar el consumo de azúcar

Hay alimentos ricos en azúcares como los dulces, caramelos o alimentos refinados que pueden provocar la erosión del esmalte lo que aumenta el riesgo de que los niñ@s desarrollen caries en sus dientes, incluidos en los de leche.

Para prevenir esta enfermedad hay que limitar el consumo de este tipo de alimentos y, acostumbrar a los niños a cepillarse los dientes después de que los tomen.

Con estas cinco recomendaciones podrás cuidar la salud bucodental de los más pequeños. Porque, aunque creas lo contrario, los dientes de leche son tan importantes como los dientes definitivos. Tener una boca sana mejorará el crecimiento de tus hijos.

 

Si tienes hijos y no los has llevado todavía al dentista llámanos.

Puedes visitar nuestra Clínica Dental Dr. Vicente Torres en la siguiente dirección o coger cita en nuestros teléfonos, Whatsapp o E-mail:

Calle Fray Junípero Serra, 82. 46014. Valencia.

Teléfonos: 96 344 75 55 – 600 467 858

Whatsapp: 600 467 858

E-mail: info@dentalvicentetorres.com