Muchos padres se preguntan si su hij@ va a necesitar una ortodoncia o a qué edad debe llevar a su hijo al ortodoncista. ¿Se puede colocar una ortodoncia a edades tempranas

Te damos todas las respuestas en el blog de este mes. Sigue leyendo:

Ortodoncia a edades tempranas

La salud bucodental de nuestros hijos es una de las preocupaciones que tenemos cómo padres. Saber si necesitan o no una ortodoncia o cuándo debemos acudir al odontólogo es una duda que muchas veces nos asalta.

Te ayudamos a detectar las señales más importantes que indican que debes acudir al especialista para mejorar la salud dental de tus hijos:

  • Pérdida prematura o tardía de dientes de leche
  • Problemas al masticar o morder
  • Excesivo espacio entre los dientes
  • Apiñamiento, dientes desplazados o piezas que no encajan bien
  • Succión de pulgar
  • Ruido al abrir y cerrar la mandíbula
  • Respiración a través de la boca
  • Problemas de habla

Acudir al ortodoncista

 Es esencial detectar a tiempo estos problemas para que la solución sea más sencilla. Por eso, si aprecias alguno de estos síntomas en tu hijo acude a tu clínica dental de confianza porque el desarrollo dental no está siendo el adecuado.

En la consulta, el especialista realizará un estudio en profundidad de la boca de tu hijo y podrá valorar tanto la posición como la mordida de los dientes y el crecimiento de los huesos maxilares.

Si detecta alguna anomalía se puede corregir con un tratamiento de ortodoncia.

 

¿Qué tipos de tratamiento se recomiendan para mi hijo?

Dependiendo de la edad que tenga tu hijo se recomienda un tipo de ortodoncia u otra.

Hasta los once años hablamos de la ortodoncia interceptiva, mientras que si son más mayores, a partir de los 12 años, los tratamientos que deben aplicarse son de ortodoncia correctiva, los conocidos brackets, tanto metálicos como estéticos o, tratamientos más actuales, más higiénicos y menos dolorosos como la ortodoncia invisible.

 

¿Qué es la ortodoncia interceptiva?

 Desde los 6 y hasta los 11 años es posible guiar el crecimiento y corregir el desarrollo de la estructura ósea de los más pequeños porque todavía se están formando y para ello el tratamiento adecuado es lo que se conoce como ortodoncia interceptiva, también conocida como ortodoncia de 1ª fase u ortodoncia ortopédica.

Con este tipo de ortodoncia se controla y equilibra tanto la posición como el tamaño de los huesos que conforman la dentadura. A través de este tratamiento se consigue que los huesos tengan una posición y un tamaño adecuados, lo que permite la correcta erupción de los dientes definitivos.

Con ello se mejora la salud, la funcionalidad, la estética dental y la apariencia facial de tus hijos.

Además, evita futuras anomalías. Cuando la persona ya es adulta y sus huesos y maxilares se han desarrollado por completo ya no es posible modificarlos con un aparato dental.

 

Ortodoncia con brackets

 

A partir de los 12 años, cuando ya se han sustituido los dientes de leche, la ortodoncia que se utiliza para corregir los problemas de salud dental es la correctiva.

Dentro de este grupo, el tratamiento más conocido se realiza con brackets. El objetivo es servir de soporte para que las piezas dentales tengan su posición ideal. Es decir, aquella en la que los dientes logran una oclusión perfecta tanto desde el punto de vista funcional como estético.

Se pueden encontrar diferentes tipos de brackets, aunque todos tienen la misma función:

Por un lado, los metálicos, son los que más se ven y los más utilizados por los adolescentes que se pueden colocar con las gomas de colores y cambiar de color cada vez.

Además, están los brackets estéticos, de zafiro, mucho más discretos ya que son transparentes y se mimetizan con el color del esmalte, se utilizan en pacientes que reclaman un tratamiento menos visible.

Por último, los brackets linguales, totalmente invisible pero que provocan en los pacientes más molestias que los tradicionales, ya que se colocan en la parte interior del diente. Es un sistema que cada vez está más en desuso gracias a los tratamientos con férulas invisibles.

 

¿Ortodoncia invisible para niños?

Por último, existe otro tipo de ortodoncia, la invisible que también puede utilizarse en niños. Si así lo determina el especialista, cada día está opción va en aumento gracias al gran esfuerzo en I+D+I que utilizan las casas de alineadores invisibles.

La ortodoncia invisible logra los mismos resultados que la tradicional y el resultado es más predecible ya que se puede ver el resultado final en 3D antes de empezar el tratamiento. Consta de un sistema de alienadores transparentes y cambiables periódicamente (entre 10 y 15 días, según el caso).

Estas férulas tienen que llevarse de 20 a 22 horas al día por lo que es importante que si tus hijos llevan ortodoncia invisible se comprometa a ponérselo todo el tiempo. Por eso, en el caso de los niños, los alienadores tienen unos indicadores de cumplimiento que le dirán al ortodoncista si lo ha usado correctamente.

 

¿Y tu hijo? ¿Necesita una ortodoncia? ¿Has detectado que puede tener algún problema? Visítanos y le haremos una revisión.

 

Puedes acercarte a nuestra Clínica Dental Dr. Vicente Torres en la siguiente dirección o coger cita en nuestros teléfonos, Whatsapp o E-mail:

Calle Fray Junípero Serra, 82. 46014. Valencia.

Teléfonos: 96 344 75 55 – 600 467 858

Whatsapp: 600 467 858

E-mail: info@dentalvicentetorres.com

www.tuclinicadefamilia.com